Del estudio y del estudiante

La palabra alumno, una de las más utilizadas y extendidas en los ámbitos educativos, proviene del latín alumnus, cuya raíz alere significa alimentar: “Dícese de aquella persona criada o educada desde su niñez por algún otro” (DRAE). Esta acepción nos da la idea de alguien pasivo, receptor, que obtiene de otro aquello que lo habrá de cultivar y de hacer crecer. Dicha imagen correspondió durante mucho tiempo con visiones y métodos pedagógicos que promovían que los niños y jóvenes recibieran el alimento intelectual y lo aprovecharan lo mejor posible, pero desde una posición de ave en el nido.

Por otro lado, pensar en un estudiante nos sugiere la idea de una persona que realiza un trabajo, que se esfuerza, que tiene propósitos y objetivos. La palabra estudiante es un adjetivo que califica a alguien actuante, que ejerce una acción para lograr algo, evoca la figura del que busca, se esfuerza, trabaja, cultiva, dilucida.

Lo invitamos a hacer la lectura del presente ebook “Del estudio y del estudiante, lecturas para la reflexión”, Antología realizada por Miriam Sánchez Hernández y Marcela López Fernández, Universidad Autónoma de la Ciudad de México, 2005, en donde se presentan algunos textos de Albert Einstein, José Ortega y Gasset, Malcolm S. Knowles, Paulo Freire y Juan Delval. ¡Disfrute la lectura y esperamos sus comentarios!

del-estudio-y-el-estudiante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s