Los Niños Héroes

La Cabeza de Villa

El 6 de septiembre de 1847, luego de tres semanas de tregua, reinició la guerra. Para ese momento los estadounidenses habían ocupado todo el norte de la República: tanto los territorios de California y Nuevo México, por culla posesión iniciaron aquella injusta guerra, como los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Chihuahua y Coahuila. Habían bloqueado todos los puertos del país, ahogando nuestro comercio, y controlaban el camino principal de la República, del puerto de Veracruz al valle de México, en el sur del cual habían colocado un poderoso ejército que amagaba la capital.

El general Santa Anna, violando todas las condiciones del armisticio, había preparado la defensa de la ciudad de manera que la mayor parte de los observadores de la época aceptan como inteligente y bien pensada. Contra la primera línea de esas posiciones, la Casa Mata y el Molino del Rey, lanzó el general Winfield Scott sus invictas…

Ver la entrada original 866 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s